domingo, 9 de diciembre de 2007

MANOS

Ni mucho ni poco he dado,
mas, si caído me vi
pronto una mano sentí.
Mano que me ha levantado,
para andar me ha empujado
por la senda ya hollada
de regreso a la camada
en donde esa mano amiga,
ante mis dudas, me abriga.
Sin las manos, no soy nada.

2 comentarios:

la prima de mi primo dijo...

Qué manos!Qué suerte!Tu primo y tú estais bien arropados...un beso de tu prima

mi primo y yo dijo...

La suerte la tengo yo, prima, de que este blog sea inagurado por un comentario tan bonito como el tuyo.
Un par de beso de tus primos.