domingo, 23 de agosto de 2009

Radio Grazalema

Este fin de semana están de feria en la bella localidad serrana de Grazalema.


Por este motivo, Radio Grazalema ha preparado un maratón de feria y en dicho maratón han incluido el programa que dirige Pablo Baena Niño "La habitación del poeta", ampliado a una hora puesto que su duración habitual es de 30 minutos.


Pablo me invitó a participar en su programa y acepté de inmediato.


Allí nos encontramos conocidos en esto de la afición por las letras y la hora se nos fue volando. Tanto, que Pablo nos ha citado de nuevo para participar en su programa.


Pero más allá de la participación, lo que me trae aquí a comentar este encuentro, es la enorme alegría que un servidor se lleva al contemplar como la juventud sigue con paso firme en busca de lo imposible. Que un chaval tan joven como Pablo esté al frente de un programa de radio y, además, sea capaz de utilizarlo para reivindicar un espacio, un lugar, para la palabra, es la prueba evidente de que otro mundo es posible y que hay (muchos más de los que creemos) guerreros reales, no virtuales de pantalla, mostrándonos el camino.


Por eso y para eso, que sean los Pablos, desde su juventud, los que nos guien.



De derecha a izquierda: Pablo Baena Niño, Miguel Ángel Rincón, Juan Antonio Baena Niño, Cristobal Barrero y yo, en los estudios de Radio Grazalema.

4 comentarios:

Pablo Baena dijo...

Ya sabes Juan Manuel, cuando quieras puedes venir por aquí que tienes la puerta abierta.

Un saludo! =)

Manuel García dijo...

Primo esta gente llevan el arte en la sangre. Buena tarde echaríais. Por cierto cualquiera que no os conozca pensaría que no habéis roto nunca un plato. A saber el cachondeo que tendríais.
Me alegro de veros. Gracias por ser así, y ser mi gente.

JUAN dijo...

Todo un lujo. Enhorabuena. Abrazos.

Paul dijo...

Cada día estás más bueno.
¡¡Macizo!!!

Hummm...es que llevaba tiempo sin verte.

Ahora algo más relajado, contarte que es magnífico todo esto que estás haciendo, los compañeros de letras, las actuaciones y declamaciones.

Cai necesita de personas como vosotros.

Un orgullo.

Un abrazo, campeón.