miércoles, 28 de julio de 2010

Olas de arte en el castillo

El pasado sábado 24 de Julio comenzaba en Chipiona el ciclo cultural "Olas de arte en el castillo", organizado por el Ayuntamiento de Chipiona y El Fuego de la Utopía.

Otra vez, nuestra amiga Nati, nos regaló una joya en forma de cartel.

Para dar el pistoletazo de salida, nada mejor que la savia nueva que viene empujando. Así, los jóvenes miembros de El Fuego:

María Hermida, de Puerto Real

Pablo Baena, de Grazalema

Judiht Baro, de Puerto Real

e Irene Alcedo, también de Puerto Real

deleitaron a un público numeroso y sorprendido por la calidad de sus letras y su juventud.

El acompañamiento musical estuvo a cargo de dos clásicos de El Fuego en estas lides: Alfonso Baro y Pablo Arévalo.

La presentación estuvo a cargo de la concejal de Cultura y Fiestas, Patricia Zarazaga, que, junto a nosotros, difrutó del acto.
Agradecer a todo ese equipo de tecnicos de Chipiona, capitaneados por Antonio, todo ese trabajo que no se ve, pero es esencial para que todo salga bien.
Yo disfruté como nunca pues pienso que este es el verdadero fin de El Fuego de la Utopía. La juventud es algo más que el esteriotipo que algunos interesados quieren crear.

Aquí están, son el futuro.

Además tuve la fortuna de reencontrarme con viejos amigos como la familia de Pablo Baena Niño. Es todo un placer coincidir con sus padres Antonio y Ramoni, y con su hermano Juan Antonio, un gran poeta y un gran amigo (y el autor de las fotografías que aquí están).

Juan Antonio siempre será un miembro especial de El Fuego de la Utopía, ya que, nuestro primer libro publicado, Tiempo Incierto, lleva su firma.

Esto es sólo el principio de un verano salpicado de letras.





















María Hermida



Judiht Baro







Pablo Baena





Irene Alcedo





Alfonso y Pablo





Patricia Zarazaga






Con mi amigo Juan Antonio Baena Niño

2 comentarios:

Sombragris dijo...

Coincido contigo, primo.Esto es lo que nos llena, ver a nuestros jovenes evolucionando y llenandolo todo con su luz y verbo.Gracias por este viaje.

Tomás Mielke dijo...

qué bien, qué bien

rponto nos veremos, un abrazo