domingo, 28 de septiembre de 2008

Un huracán de solidaridad con Cuba

Con ese lema, el PC y el PCP, está realizando por toda España diversos actos con la finalidad de recaudar dinero para el pueblo cubano que está pasando por unos duros momentos tras el paso de los huracanes Gustav e Ike.

David Romero, compañero del Colectivo Cultural Aldaba, poeta comprometido y persona solidaria donde las haya, se puso en contacto con el Colectivo para ver quién podría participar el Viernes 26 de Septiembre en Sanlucar de Barrameda, en el acto que el PC junto con IU iba a realizar en solidaridad con el pueblo cubano.

Allá que nos fuimos. Nos encontramos con David en la bella Plaza de la Paz sanluqueña, donde está la sede del PC.

Nos juntamos con David, Juan Pan, Miguel Ángel Rincón y... por supuesto, ¡¡Manuel García!!, otra vez juntos en un acto cultural. También se nos unió un poeta sanluqueño, el señor Romero, que estuvo fantástico con sus poesías.




Así que allí estuvimos. Público numeroso y respetuoso, por lo que fue todo un placer participar en el acto.


Sigo pensando que la palabra tiene un significado mayor más allá de las luces de neón y los escaparates lujosos de las grandes avenidas.


La palabra está en La plaza de la Paz y no fue bien único de los que allí estuvimos declamando, si no de los que nos estaban escuchando. Esa gente son los verdaderos dueños de la palabra.


Un verdadero placer haber contribuido, desde la humildad de mis letras, con esta causa y un verdadero placer haber vivido esa experiencia.

4 comentarios:

Manuel dijo...

Un acto precioso y un público atento y agradecido. Preciosa la noche.
Y viva la naval de Gijón.

Miguel A. Rincón dijo...

Qué bien vernos de vez en cuando con la excusa de la poesía.

Abrazos,
Miguel Ángel.

PD: Viendo la última foto creo que tengo que engordar un poco más, jejeje ;)

JUAN dijo...

Fue fantástico el poder reunirnos y disfrutar de la poesía al mismo tiempo que colaborábamos en una buena causa.
Miguel, si quieres yo te cedo los kilitos que te faltan.
Abrazos.

Anónimo dijo...

Ya no sé cuántas veces he dejado mis agradecimientos en este rincón, es que soy esa, la cubana que llora cuando besa...jijiji, no, en serio, agradecí el gesto del acto pero siempre recordando a Cofucius, ay que ver que ese chino pensaba bien y se me dio por pensar en fabricar cañitas de pescar, que no estará mal.

Besos a todos y tú nietito, dile al primo JuanManué que lo quiero musho.

María del Carmen.